YA NO BAILAN SOLOS

Hay un dicho granadino antiguo, de los tiempos de los reinos musulmanes, que dice que “No hay pena más grande que la de ser ciego en Granada”, por lo hermosa que es la ciudad.

En estos tiempos que corren, donde el pueblo chileno lucha cuál máquina de vapor por sus derechos, no tan sólo civiles, si no humanos, se me parte el corazón y pienso en todas y todos aquellos que han caído, o que han perdido un derecho natural tan primario como es la vista. NO HAY PENA MÁS GRANDE QUE LUCHAR POR TI Y TU PUEBLO Y NO PODER VER LA PAZ Y JUSTICIA QUE SE VIENE. No poder ver cómo sus familias y vecinos siguen luchando con aún más rabia por ver que su pérdida no haya sido en vano y ver el fruto de la paz, la dignidad y el respeto a un pueblo oprimido y ninguneado por sus “representantes”.

Escuchen ustedes, la elite dirigente, que conducen el país de las y los chilenos sin ser chilenos. Chile es el pueblo, y el pueblo sufre, trabaja duro, lucha contra un sistema y un gobierno cuyo objetivo es exprimir cada gota de sudor y lágrima a los chilenos y chilenas. Ustedes no sudan, no sufren, no se endeudan, no mueren, no pierden la vista, no son torturados ni ninguneados, no les falta agua, trabajo, sustento, de hecho ustedes son los dueños del agua, las minas, las empresas que contaminan, los bosques, el mar, y no discriminan a la hora de destrozar vidas, les da igual la edad, el color de piel, procedencia, género, en eso sí son generosos y roban de manera equitativa.
El chileno es empático y solidario, vecinos y vecinas que se ayudan entre sí, bomberos que trabajan de manera voluntaria para ayudar a sus semejantes en situaciones de peligro, activistas que son ninguneados, silenciados, amenazados o “suicidados”. El pueblo está más unido que nunca, y  encontrarán difícil vencerlo.

En todo el mundo hay miles de personas luchando contra sus respectivos “representantes” por una vida digna, pero en lo personal, el caso de Chile me toca muy profundo en el corazón. Tengo, como muchas y muchos en este país y en el extranjero, sangre de perseguido, de torturado, de exiliado, de chileno o chilena que quiso un país digno y respetuoso con su pueblo. Lloré de angustia al ver a los militares en las calles de Santiago, con cada caso de tortura, agresión y muerte, pero también he llorado de esperanza, por ver a tantas generaciones en las calles, luchando, la generación de la dictadura que lo perdió todo, la que aprendió a callar por miedo, la que creció viendo y conociendo el sufrimiento de sus padres y abuelos, la que pudo volver, como mi padre, a su Chile querido tras años de exilio, la que desde todos los rincones del mundo alzan su voz y banderas desde los países donde consiguieron hacer hogar, y la nueva generación que inspiró a muchos a comenzar esta lucha hace más de tres meses y que todos los días defienden, solos, las demandas del pueblo en las calles y en manifestaciones más grandes se colocan en la primera línea de choque.

También me emociona cada noticia y actividad que veo de pequeños o grandes grupos o en ocasiones individuales, chilenos y extranjeros que viven y aman este país, que buscan ayudar a las víctimas de la brutalidad policial, del desinterés del gobierno en atender las necesidades BÁSICAS de miles de comunidades y del pueblo Mapuche que sigue en la lucha. A todos ustedes, GRACIAS, gracias por ser chilenos de corazón, hayan nacido acá o no, que ayudan al pueblo y sus víctimas los conozcan o no. ¡Gracias por su humanidad! ¡Gracias por su hermandad!

Los chilenos y chilenas ya no bailan solos, las víctimas de ayer y de hoy ya no bailan solas, somos millones de chilenos y chilenas acá y en el extranjero y ciudadanos de otros muchos países que bailan con el pueblo chileno al son de la justicia social.

  Me gustaría, finalmente, hacer un llamado a todo el que me lea de hacer clic en el link siguiente y donen, compartan el link, háganles saber que no bailan solos.

Inicio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: