Capítulo 1: INTERNADOS PARA NIÑOS NATIVO AMERICANOS

Durante siglos comunidades nativas en los EEUU y Canadá han sido aniquiladas, desplazadas y quebrantadas por las colonias europeas que las “descubrieron”. Aunque haya habido algunos esfuerzos por admitir errores del pasado y de conciliación (como dijo Mark Charles en uno de sus TED Talks, para que haya reconciliación tiene que haber habido un tiempo de paz y armonía), estos errores han sido brutalmente olvidados, sobre todo en los libros de historia.

Desde el derecho a descubrir tierra de los fundadores de los EEUU, el genocidio de gran parte de las naciones nativo americanas, hasta la definición que deja mucho que desear de quién es un ser humano en la mayoría de los documentos oficiales redactados hasta hace bien poco, las colonias y ahora países, EEUU y Canadá, han intentado completar la colonización de las tierras que sus antepasados habían “descubierto” en innumerables ocasiones.

En el siglo XIX, un reporte del Consejo de comisionados de indios en EEUU dice que “las estadísticas más fiables demuestran que la población india en su totalidad, en vez de morir bajo la luz y contacto de la civilización, está incrementado de manera estable, un obstáculo para la expansión americana total. El indio está evidentemente destinado a convivir con la raza blanca, o al menos hasta que sea absorbido y asimilado por sus hermanos pálidos (…) Como tenemos que tenerlo entre nosotros, por nuestros intereses, humanidad y cristiandad, debemos aceptar la situación y comenzar a trabajar con determinación para hacer al indio un factor inofensivo y útil para nuestro cuerpo político.”

Uno de los hombres que se puso a trabajar con determinación para que los indios fueran inofensivo y útiles fue Richard Henry Pratt. Comenzó un experimento de asimilación con prisioneros de guerra. Les enseñó a hablar inglés, leer, escribir y cómo trabajar. Les cortó el pelo y los vistió con uniforme militar.

Llevó sus resultados al gobierno federal y dijo que había descubierto que los indios eran capaces de ser civilizados y consiguió fondos para su programa.
En 1879, Pratt abrió el primer internado para niños nativo americanos. Su lema: Mata al indio y rescata al hombre.

Miles de niños indios fueron sacados a la fuerza de sus hogares y metidos en el internado. Christine Diindiidi McCleave, Montaña Tortuga Ojibwe y de la Coalición Nacional de Sanación de Internados para Nativo Americanos, afirmó que “intentaron hacerles sentir vergüenza por ser indios, y transformarlos en algo que no fuera “eso””. También a ellos se les cortó el pelo, les dieron nuevos nombres y se les prohibió hablar en sus lenguas nativas.

El éxito de Pratt llevó a la apertura de más de 300 internados. En 1900 habían 20.000 niños nativo americanos en internados, para 1925 eran más de 60.000.

Las familias que se opusieron a enviar a sus hijos a estos internados eran encarcelados en lugares como Alcatraz o se les quitaban las cartillas de racionamiento. Algunos padres llegaron a acampar en las afueras de los internados para estar cerca de sus hijos, hasta que eso también fue prohibido.

Pocos fueron los alumnos que consiguieron mantener el conocimiento de su lengua nativa y cultura, la mayoría acabó no pudiendo comunicarse con sus parientes. En la emocionante película “Our Spirits don’t Speak English: Indian Boarding School” (Nuestros espíritus no hablan inglés: Internados Indios) por Rich Heap, Andrew Windyboy habla sobre los horrores a los que fue sometido, y muestra los efectos psicológicos que estos internados dejaron en sus estudiantes. “Me pillaron hablando en mi lengua materna, yo no sabía hablar inglés así que cada vez que salía algo de mi boca… Me castigaban y los otros niños se burlaban de mí. Perdí mi voz, si hablaba me castigarían.” “Algún día alguien me tiene que oír, y espero que nadie tenga que pasar por eso. Necesitamos nuestro idioma porque cuando hablamos con nuestros espíritus, ellos no entienden inglés, te miran como diciendo “¿Qué estás diciendo?”. Para el hombre blanco es una vergüenza terrible, por haber tratado a la gente así. Porque somos personas. Solo queremos ser aceptados.”

Junto con la extracción de los niños nativo americanos, desconectándolos de su tierra natal, una serie de políticas gubernamentales comenzaron a transgredir territorios de americanos nativos. En menos de cinco décadas los nativos americanos habían perdido dos tercios de sus tierras.

En el transcurso del tiempo la brutalidad de los internados  (abusos físicos, psicológicos y sexuales, trabajos forzados) comenzaron a salir a la luz, y después del reporte de 1928, comisionado por el propio gobierno de los EEUU, que detalló estas atrocidades en los internados muchos tuvieron que cerrar sus puertas. En los años 60 activismo indígena se alzó de la mano de los movimientos por los derechos civiles. En los años 70 más internados se vieron obligados a cerrar.

Entre los niños nativos americanos que fueron enviados a estos colegios de asimilación o internados estaba Dennis Banks, quien se convertiría en fundador del Movimiento Indio Americano (AIM). “Querían destruir nuestra identidad, nos metieron en esos internados. Más de 100.000 niños fueron sacados de sus hogares. Mi madre y mi abuela tiraban de mí para que no me llevaran esos hombres. Multiplica esa escena por 100.000 niños. Destruyeron el idioma, las canciones…”. “Había castigo físico, yo escuchaba los gritos y yo fui parte de esos gritos, aún los oigo”. “Me dije, NUNCA perdonaré a este gobierno por permitir una política así”.

El gobierno pasó el control de los internados que quedaban a las tribus para que las administraran junto con la Agencia de Asuntos Indios. Pero mientras los internados se esfumaban, otro programa de asimilación estaba tomando forma: la adopción. El objetivo era estimular la adopción de niños indios por familias no-indias, promoviendo la adopción del “niño olvidado”. Era una forma distinta de continuar el programa de asimilación que incluso beneficiaba al gobierno federal, la adopción era más barata que internados federales.

Continuará…

Fuentes: “How the US stole thousands of NA children” Vox Youtube; “How the US suppressed NA identity” Telesur English; Interview excerpts from Andrew Windyboy; Richheap.com; the 3 most misunderstood words in US History TEDx Talks Mark Charles.

3 comentarios sobre “Capítulo 1: INTERNADOS PARA NIÑOS NATIVO AMERICANOS

  1. Esta súper bueno este primer capítulo. Es dinámico y entretenido de leer.
    Por otro lado, es súper positivo que estén indicadas las fuentes usadas.
    Ni se si has leído el facundo de domingo faustino sarmiento, el argentino que habla sobre el concepto de civilización y barbarie. Pega mucho con esta temática, sobre todo porque es de la misma época pero aplicado al cono sur.
    Felicidades y seguiré leyendo sus publicaciones. Saludos!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: